¿Cuánto pagan realmente las plataformas musicales?

¿Te habías preguntado si los artistas se están haciendo ricos a través de Spotify o YouTube?


Desde que apareció la primera plataforma digital de streaming musical (NAPSTER, 1999), la industria musical nunca volvió a ser la misma chica elegante que se nos había implantado en la mente a través de las revistas, los posters, los videos musicales de MTV y en general; la imagen omnipotente que los medios masivos de comunicación enaltecieron por más de cuatro décadas.


Es probable que sepas que antes de que existieran plataformas como Spotify o YouTube, el rey de la pista se llamaba “Disco”. El disco físico se vendió como pan caliente durante la década de los 90´s y llegó a su máximo punto durante los primeros 5-7 años de la primera década del nuevo milenio (2000).


Y no desesperes, sé que quieres ir al punto importante de este artículo, pero también creo importante colocarnos en contexto antes de entrar en materia.


Sólo como un dato curioso, Thriller (Michael Jackson) es el álbum más vendido de la historia (en formato físico) contó con un presupuesto aprox. de 750,000 usd, y logró vender más de 66 millones de copias hasta 2017 (año en el que las plataformas digitales lograron consolidarse como la mayor fuente de escucha musical) y algunos presumen que vendió más de 100 millones hasta la fecha).


Sin duda, la era dorada de los artistas murió junto con la caída de las discográficas, esto se debe a que durante las décadas de los 60´s y hasta principios de los años 2000, los artistas podían sustentar su carrera a través de la venta de discos y de las lujosas giras que podían costear gracias a la venta de discos.


Por supuesto que también podemos añadir que el cupo para ser un artista dentro un sello discográfico era súper reducida, y solo unos cuantos eran los afortunados del señor. Cosa que cambió con la llegada de la era digital.


Dicho esto, ya te podrás imaginar que lo que resta de este artículo, nos dedicaremos a evidenciar la enorme diferencia que existe entre los ingresos que generaba la industria discográfica de los años 90´s y los ingresos que generan los streamings en la actualidad.


Y no me mal entiendas, este artículo no está escrito con la intención de culpar o glorificar a una u otra, simplemente es una contribución objetiva para informar a aquellas personas que pudieran estar interesadas en conocer más sobre las ganancias a las que un artista en la actualidad puede tener acceso, y así desmitificar un poco los rumores o suposiciones de esta era artística y musical.


¡Ahora sí!, podemos comenzar con esto:




-Spotify


Hasta ahora, Spotify es el líder de las plataformas de streaming musical, se fundó en el año 2006 en Suecia y en tan sólo una década logró desbancar a Apple y SoundCloud quienes en aquel entonces eran los líderes del movimiento.


Como todo negocio, las ecuaciones exactas nunca son reveladas, pero sabemos que las regalías que generan las reproducciones en esta plataforma son repartidas teniendo en cuenta diferentes factores, tales como:


-Tipo de cuenta (premium o free)


-País (En España la suscripción a Spotify Premium cuesta 9,99 €/mes. Sin embargo, en Portugal vale 6,99 €/mes, en Reino Unido 11,56 €/mes, 4,53 €/mes en México o 1,35 € en la India).


-Si eres artista independiente o perteneces a un sello discográfico


-Oferta y demanda


Spotify se queda un 30% del total generado por streamings y el resto se reparte a las distribuidoras y sellos discográficos, quienes, posteriormente reparten un porcentaje a los artistas, dependiendo del acuerdo que tengan.


Si te gustaría saber más sobre cómo puedes subir tu música a Spotify a través de una distribuidora, sigue el siguiente link: ¿Cómo subir mi canción o álbum a las plataformas musicales?



En promedio Spotify paga $.00437 usd por reproducción, esto quiere decir que para que un artista pueda generar un millón de dólares a través de Spotify, debería tener cerca de 229 millones de reproducciones. Wow.



-Apple


Actualmente Apple tiene alrededor de 60 millones de usuarios, la mitad del total de Spotify, sin embargo, los jefes encargados de la manzanita saben que el arte y la creatividad no es algo que puede dejarse a la deriva, y por eso Apple paga hasta un centavo de dólar ($.01 usd) por cada reproducción, y aunque este número sigue pareciendo bajo, es prácticamente el doble que lo que paga Spotify.


Y aunque este esquema de pago parece y suena mucho mejor, tampoco podemos decir que ese centavo de dólar llega directamente al bolsillo del artista, ya que al igual que Spotify, Apple también tiene sus limitantes e intermediarios que juegan en la repartición de las ganancias.